info@albacasas.com

El síndrome de Peter Pan

El síndrome de Peter Pan

Y llegué a su casa, como todos los días. Salí del coche y oí gritos, como todos los días. Y entré con total confianza, como todos los días (allí me siento como en casa, como siempre me hicieron sentir). Pero…