info@albacasas.com

La Hormiga Iga, por Daniela Canosa

Hormigas animadas

Tras la buena acogida que ha tenido el relato escrito por una de mis alumnas, esta semana os traigo uno más.

Esta vez se trata de un cuento con moraleja, escrito por Daniela Canosa, de 9 años. Os lo dejo tal y como los escribió. Yo la definiría como breve pero contundente, sin excesos, directa, para qué dar rodeos?:

 

“Había una vez una hormiga que se llamaba Iga. Ella tenía una gran familia. Tenía un hermano que se llamaba Carlos, él tenía 2 añitos, era más grande Iga que tenía 10 añitos.

Sus padres todos los días se iban al trabajo (a buscar comida). Iga ya se había cansado de estar siempre en casa, entonces lo que hizo fue dormir a Carlos y acostarlo en la cuna. 

Iga se fue a encontrar comida. Al cabo de un rato, Carlos despertó, se bajó de la cuna, abrió la puerta y se escapó.

Cuando Iga y sus padres llegaron a casa, vieron que no estaba Carlos. Iga se fue a buscarlo, cayó la noche e Iga aún no había encontrado a Carlos.

Cuando llegó a casa vio que Carlos había vuelto.

Iga, de repente, se despertó y apareció en cama, se había dado cuenta de que era un sueño.

Iga aprendió que hay que tener paciencia y no escaparse sin avisar porque si no podría haber varios problemas.”